Volver a inicio 

Se trata de una especie con grandes fluctuaciones de sus poblaciones, que pueden crecer con facilidad en condiciones de ambientales favorables, aunque su abundancia también puede variar entre unos pocos individuos en un año hasta miles en el próximo, sin que todavía se conozcan las causas que afectan a la dinámica y estructura de las poblaciones. Se sigue sin saber, por ejemplo, por qué en determinadas investigaciones ejemplares en fase de crecimiento se les pierde la pista y desaparecen sin dejar rastro.

Los estudios y la evolución de las capturas evidencian que los bancos naturales de Donax trunculus están en regresión en muchas zonas. Se apuntan como principales amenazas las que afectan a la pesca en nuestros mares y costas, entre otras: el cambio climático, la escasez de lluvias y la reducción de los aportes de agua dulce al mar, la contaminación marina, la sobre explotación pesquera, la ocupación de la costa por el hombre y el marisqueo ilegal. 

Cada vez hay más investigaciones encaminadas a salvar la coquina y diseñar estrategias de gestión sostenibles para recuperar y preservar el recurso mejorando el empleo en el sector. Numerosas investigadoras con experiencia en biología técnicas de laboratorio y producción y especialistas en análisis y control, trabajan en ese equipo de salvamento. En muchos de estos trabajos participan conjuntamente investigadores de diversos puntos de la Península Ibérica, como por ejemplo el Proyecto Venus, español y portugués, estudio Integral de los bancos naturales de moluscos bivalvos en el Golfo de Cádiz para su gestión sostenible y la conservación de sus hábitats asociados.

El conocimiento y recuperación de los bancos naturales sometidos a explotación está experimentando un gran avance en los últimos años gracias al incremento en el número de investigaciones llevadas a cabo. La creación de reservas favorece el desarrollo de proyectos de investigación. La falta de hábito o rutina en el trascurrir de los años y las limitaciones presupuestarias perjudican el seguimiento científico.

Además de los biólogos que prestan asistencia técnica a las cofradías de pescadores también se cuenta con la participación de mariscadores profesionales, basado en la recogida del conocimiento tradicional en las pesquerías de coquina y su integración en el conocimiento científico.

Tradicionalmente, la identificación de moluscos bivalvos se ha realizado en base a criterios morfológicos. Sin embargo, la elevada variabilidad de este tipo de caracteres hace que el uso de marcadores moleculares resulte más adecuado para identificar de forma inequívoca a las diferentes especies. Se han encontrado diferencias genéticas significativas entre individuos de diversas áreas costeras del Atlántico y del Mediterráneo.

Hay científicos que sostienen que las poblaciones de coquina explotadas comercialmente en España, bajo la denominación de la especie Donax trunculus, están formadas en realidad por una mezcla de Donax trunculus e híbridos con otras especies. La hibridación ocurre con, al menos, Donax variegatus y posiblemente también con Donax  vittatus. Las localidades de las costas de Doñana y zonas adyacentes (sur-Atlántico español) pertenecen a una sola población genéticamente homogénea y diferenciada de las existentes en el resto de la costa española. Es decir, es una población que recibirá pocos individuos de las poblaciones adyacentes. En un estudio se han detectado cuatro poblaciones con un reducido flujo genético entre ellas: (1) Atlántico Norte (Cantábrico), (2) Atlántico Sur (Doñana-Isla Canela), (3) costa del Mar de Alborán, entre Gibraltar y Cabo de Gata (Caleta de Vélez-Cabo de Gata) y (4) entre Cabo de Gata y Golfo de Rosas (Gandía-San Carlos de la Rápita-Rosas).

La extracción de ADN y el análisis microsatélites, marcadores moleculares, permiten evaluar y explorar la diversidad genética, estudiar la diversidad estructural poblacional de los bancos naturales y, en consecuencia, que se consideren como unidades de gestión diferentes las distintas áreas costeras. La reducción de la diversidad genética de las poblaciones severamente explotados puede ser una de las causas de la incapacidad de recuperación las mismas. Es necesario conocer la conectividad entre las diferentes poblaciones y su capacidad de exportación de nuevos individuos hacia áreas adyacentes. El uso de marcadores moleculares como herramienta adicional en la gestión de recursos pesqueros puede permitir calcular el tamaño efectivo (Ne) de las poblaciones reproductoras y evaluar pesquerías y marisqueo muy diversos sin datos estadísticos fiables, con deficientes datos poblacionales, como en la mayor parte de las especies de nuestros litorales.

En un estudio se diferenciaron cuatro especies del género Donax utilizando PCR-RFLP de la región de la subunidad I de la citocromo oxidasa mitocondrial (COI) Y se encontraron patrones de endonucleasa de restricción específicos de la especie con las enzimas AluI, HaeIII y MspI, lo que permite una identificación exacta de las especies Donax. Esta metodología proporciona una identificación simple, confiable y rentable de cuatro especies de Donax y puede ser útil para prevenir el fraude comercial y aumentar la trazabilidad de los alimentos.

El ADN mitocondrial se transmite por vía materna en especies de metazoos. Esta regla no se aplica a varias especies de bivalvos que tienen dos tipos de ADNmt, uno que se transmite por vía materna y el otro por vía paterna. Este sistema de transmisión del ADN mitocondrial se conoce como herencia doble uniparental (DUI). En un estudio se ha puesto de manifiesto la evidencia de DUI en Donax trunculus, lo que convierte a Donacidae en la sexta familia de bivalvos con este fenómeno.

Cada vez es mayor el interés por desarrollar la producción a través de la Acuicultura. Numerosos proyectos se vienen desarrollando en países como, por ejemplo, España, Grecia, Marruecos, Bulgaria, etc., algunos cofinanciados por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP)

Hay estudios de biología reproductiva de inducción al desove, fecundación e incubación de larvas de Donax trunculus mediante la aclimatación de adultos reproductores en condiciones controladas de laboratorio y en el cultivo de fitoplancton, base de la alimentación, para luego reintroducir sembrando en bancos naturales, repoblando playas y mejorando el estado de las poblaciones hasta llegar a su talla comercial, determinando zonas de extracción controlada. También se investiga en la detección de poblaciones de Donax trunculus enterradas en el lecho marino con métodos acústicos, ecosondas de haz partido.

En un estudio realizado se concluye que la repoblación de Donax trunculus es viable mediante siembra en el medio natural. La talla de los individuos, las fechas elegidas y superar la fase de adaptación, influyen en el porcentaje de supervivencia. La mortalidad en el primer mes es elevada, reduciéndose en meses sucesivos. Ejemplares de 7,5 mm y 0,05 g de peso alcanzaron una talla de 22 mm y un peso de 1,5 g al cabo de 5 meses de haber sido sembrados.

La acuicultura también se plantea la posibilidad de considerar a Donax semistriatus, Donax vittatus y Donax variegatus, como especies alternativas o complementarias a Donax trunculus dado que las reservas naturales de esta última han disminuido drásticamente en las últimas décadas en muchas áreas de la Península Ibérica. Aunque, para ello, se necesitan más estudios que utilicen un mayor número de poblaciones para proporcionar un conocimiento más preciso de la estructura genética de estas especies e información detallada para el manejo de las pesquerías.

Imágenes: 6.1. a. Semillas Donax trunculus. © Andrea Louzán Pérez. Imagen 6.2. b. Sifoni in piena attività. Adriatico riminese 4. Biologiamarina.org. © Sub Rimini Gian Neri. Imagen 6.3. c. Sistema de marcaje para el estudio del crecimiento de tellina (Donax trunculus). © Josep Ernest Escrivà Todolí.

En los últimos años en muchos puertos se están reduciendo los cupos de capturas y se efectúan paros biológicos con reiterada frecuencia, además del más habitual de marzo y abril, y cada vez son más frecuentes y más largos los períodos de tiempo en los que se prohíbe mariscar por cierres de los caladeros al detectarse la presencia de toxinas. Todo ello, provoca que haya mariscadores que renuncien a la licencia y abandonen la actividad por falta de rentabilidad. En cambio, cuando las condiciones de marisqueo mejoran las solicitudes de licencia pueden superar en mucho la oferta que establecen las autoridades.

Científicos y expertos de cuatro países han desarrollado una herramienta que predice con mayor precisión las fases reproductivas de Donax trunculus ajustando el cierre de los caladeros a la temporada reproductiva de este molusco bivalvo, persiguen que la temporada de cierre pesquero se pueda establecer cuando la mayoría de la población esté en etapa madura. La coincidencia de ambos tiempos permite mejorar el rendimiento de la actividad pesquera y, a la vez, procurar que no disminuyan las poblaciones de esta especie a lo largo de los años.

En las lonjas de muchos puertos europeos está considerada como una especie recurso debido a su elevada cotización, siendo uno de los mariscos con mayor valor económico por kg. Con frecuencia la demanda supera a la mermada oferta y las capturas “ya están compradas” antes de salir a faenar. Las diferencias de cotización a lo largo de la campaña y entre las distintas lonjas de pescadores pueden ser muy considerables; el precio en una lonja de Galicia puede hasta quintuplicar al de una de Andalucía, por ejemplo. Y aunque se trata de un molusco de elevada cotización (Imagen 6.4) tiene mucho menos peso comercial comparado con otros bivalvos (Imagen 6.5)

                                                      Imagen 6.4                                                                                                          Imagen 6.5

> Las autoridades de los distintos países sancionan a quienes incumplen la ley, lonjas, pescadores, centros de expedición, distribuidores, bares y restaurantes, etc. Faenar en fechas o lugares prohibidos, pescar ejemplares inmaduros, efectuar más capturas de las permitidas, desarrollar esta actividad en un caladero cerrado por la presencia de toxinas, comercializar coquinas infectadas o capturar moluscos bivalvos sin autorización, conlleva multas de entre 301 y 60.000 eu para las sanciones graves y entre 60.001 y 300.000 eu para las muy graves. Y hasta con penas de entre 6 meses y 2 años de prisión, en función de la gravedad, reincidencia o si se considera responsable de un delito contra la salud pública.

En algunas playas en las que se marisca la vigilancia no cesa en el entorno del arenal, por temor a la incursión de furtivos. El personal contratado a través de la cofradía supervisa la zona y las profesionales refuerzan el control.

Excavadora

Los pescadores furtivos provocan la bajada de precios en el mercado, ponen en riesgo la conservación de las poblaciones, perjudican la regeneración de las poblaciones ya que no efectúan la criba en la playa y no devuelven los ejemplares inmaduros y, además, pueden poner en peligro la salud de los consumidores al mariscar en aguas contaminadas, no autorizadas temporalmente para el marisqueo, capturando individuos en malas condiciones sanitarias.  La coquina mueve mucho dinero y detrás de este molusco también hay una red que opera de manera clandestina. Imagen 6.6. Telline pesca illegale con ruspa (excavadora) a Anzio. Italia. Mar Mediterráneo. ©You reporter. RCS Digital Ventures. 

La intoxicación por mariscos puede estar provocada por toxinas elaboradas por algas planctónicas de las que se alimentan los mariscos. Las toxinas se acumulan y, a veces, se metabolizan. Dos de esos síndromes son: Intoxicación diarreica por mariscos, DSP (diarrheic shellfish poisoning) e Intoxicación paralítica por mariscos PSP, (paralitic shellfish poisoning). El cocinado, ahumado, secado o salado no las destruye. Y tampoco puede determinarse por el aspecto del producto, ni por su sabor si el alimento es o no tóxico. En estos casos, el proceso de depuración puede prolongarse 78 h.

Los pescadores ocasionales, «veraneantes», que los capturan para el consumo propio, ayudan a esquilmar las poblaciones en determinados puntos de la costa, tanto por las toneladas capturadas como porque al realizarse la extracción muy próxima a la orilla se capturan ejemplares jóvenes que no han cumplido la edad mínima de madurez sexual y reproducción. En Andalucía se realizan campañas de sensibilización con eslóganes como, por ejemplo: «SOS coquinas», «Si te llevas coquinas, te llevas multa» o » Disfruta de la playa sin coger coquinas. ¡No seas pirata!».

Imagen 6.7. Mariscadores de Huelva cifran en 1.000 kg diarios las capturas ilegales. En las playas de la costa de Bretaña, en Francia, se estimó que en 2008 hasta 20.000 personas practicaban esta “pesca recreativa” principalmente en verano. En el esquema adjunto se muestra una estimación del daño que realizan los “veraneantes furtivos” cada temporada en las playas de España. Daño real que es mucho mayor dado que las capturas se realizan muy próximas a la orilla en donde habitan los ejemplares de talla inferior a la mínima permitida y necesaria para que la especie se reproduzca. 

Marisqueo ocasional

 Destacan como depredadores de origen animal: moluscos gasterópodos (como p. ej. el caracol luna, Neverita Josephinia (Imagen 6.8) y como otras especies de la familia Muricidae (Rafinesque, 1815)); crustáceos (como p. ej. los cangrejos de playa, Portumnus latipes, Liocarcinus vernalis, Carcinus maenas y Atelecyclus undecimdentatus); peces (como p. ej. la dorada, Sparus aurata; la herrera o mabra, Lithognathus mormyrus; o el lenguado, Solea solea); cefalópodos (como p. ej. el pulpo común, Octopus vulgaris); y estrellas de mar (como p. ej. la estrella de mar común, Asterias Rubens). En menor medida, aves (piscívoras marinas, como p. ej. la gaviota patiamarilla, Larus michahellis; el correlimos tridáctilo, Calidris alba) (Imágenes 6.9 y 6.10)

Imagen 6.8. El caracol de luna perfora la concha mediante una sustancia corrosiva que segrega. Introduce su probóscide, órgano en forma de trompa, e inyecta enzimas digestivas para absorber el cuerpo blando del animal. Ejemplar de 24 mm de longitud. Costa de Valencia. Mar Mediterráneo. ©Jorge C. Tamayo

Imágenes 6.9 y 6.10. Ave migratoria que recorre las playas acompañando con celeridad el vaivén de las olas buscando presas. Matalascañas, Huelva. España. ©Miguel A. Domínguez. www.mad-foto.weebly.com

Imagen1

El parasitismo es otro enemigo. La infección por el parásito trematodo Bacciger bacciger puede causarle una castración severa y, por tanto, problemas en el desarrollo y supervivencia de las poblaciones. Dos parásitos microcélulas, pequeños protozoos intracelulares detectados en Donax trunculus pertenecientes al género Mikrocytos, particularmente en los tejidos musculares y conectivos, se asociaron con la elevada mortalidad en la costa atlántica de Francia entre 2008 y 2011. Y se considera que también es otro de los posibles causantes del colapso de los rendimientos en el mar Tirreno en la costa italiana del Mediterráneo en las últimas dos décadas.

Un estudio realizado en Egipto señala que el tratamiento con productos orgánicos naturales como el aceite de semillas negras y vinagre tiene una fuerte actividad anti fúngica y reduce efectivamente la carga de hogos.

Las medusas y otros animales marinos que se alimentan de plancton e ingieren larvas y ejemplares muy jóvenes son otras de las causas de mortalidad. De ahí que se estudie la posibilidad de ‘cultivar’ tellinas hasta que tengan mayor tamaño, con el objetivo de introducirlas en el medio cuando sean menos susceptibles de convertirse en víctimas de estos depredadores.

La depredación a menudo se considera la causa más importante de mortalidad en los bivalvos. Sin embargo, no siempre es letal. La depredación subletal ocasiona la pérdida de parte del pie o de los sifones. Diversos estudios evidencian estos ataques: …el 18% de los individuos de Donax trunculus sufrían algún ataque en el pie o en los sifones… porcentaje este que en otro estudio lo elevaba hasta el 50%… cada ejemplar de Tellina padece un ataque a los sifones, al menos, una vez durante el verano… y que, en promedio, cada ejemplar de Donax podría haber experimentado un ataque cada 5 a 6 semanas durante el verano.

La amputación de parte de cualquiera de los sifones le obliga a vivir más cerca de la superficie del sedimento lo que incrementa el riesgo de un ataque por parte de los predadores. Una amputación de parte del pie también le expone a un mayor peligro dado que dificulta que se pueda enterrar con rapidez. Diversos experimentos con algunos congéneres han evidenciado que a partir del segundo y tercer día después de la amputación, se observó una rápida transformación del sifón con regeneración de los tentáculos y que entre el quinto y décimo día (depende del autor) se produjo la recuperación de la actividad casi con aparente normalidad. Y que no siempre retraen los sifones cuando se le aproxima un depredador.

Concha con pelos 2Cuando parte de la concha permanece mucho tiempo desenterrada es posible que algunos organismos, como por ejemplo pertenecientes a la clase Hidrozoa, se fijen a la misma delatando su posición bajo el sustrato. Imagen 6.11. Ejemplar de la costa de Valencia. España. Mar Mediterráneo. Foto cuadrante izquierdo. ©Jorge C. Tamayo 

La exposición a microplásticos y la asimilación de los mismos en diferentes órganos como las branquias o la glándula digestiva, puede inducir al “estrés oxidativo”, o sea al incremento de la actividad oxidativa en el interior de la célula, originando un cambio estructural y funcional de la misma que acelera su envejecimiento y favorece la apoptosis o muerte celular.

El vertido de materiales en la regeneración de playas produce variación del sedimento original que induce a una pérdida o variación del hábitat con efectos sobre especies bentónicas, como Donax trunculus, debido al enterramiento y asfixia de la misma, aumento de la turbidez y de los sólidos en suspensión lo que provoca inestabilidad sedimentaria. Es por ello, por lo que el periodo de reproducción de esas especies también es un factor a tener en cuenta de cara a seleccionar una ventana temporal adecuada para llevar a cabo el vertido de material

Hay pescadores que lo utilizan, al igual que otros moluscos bivalvos como por ejemplo el berberecho, la navaja, la almeja fina, etc., como cebo para la pesca de doradas, sargos, herreras o mabras, lenguados, etc. Tanto en la modalidad de pesca deportiva en el mar desde la orilla, surfcasting, como de fondo en embarcación. Se puede anzolar, poner anzuelo, con la concha (introduciéndolo dentro) o sin ella, asegurando en ambos casos la carnaza con hilo de lycra. También se utilizan moluscos bivalvos congelados de importación en el surf casting, lo que puede confundir a los «coleccionistas» de conchas que encuentren las valvas en la orilla de la playa.

Volver a inicio